El cambio en el modelo de negocio de captación de PET de Socya asegura su sostenibilidad, al tiempo que Apropet fortalece el abastecimiento para fabricar botellas con material reciclado.


Las 615 toneladas mensuales que genera la segunda mayor red del país en captación de botellas plásticas (PET) recicladas, que formó y maneja Socya hace 25 años, desde este primero de julio tiene un solo destinatario: Apropet Colombia, que genera resinas para su empresa hermana San Miguel Industrias (SMI), fabricante de envases PET para clientes nacionales.

El viernes pasado, la directora de Socya, Juana Pérez, y el gerente de Apropet Colombia, Felipe Parra, firmaron la alianza estratégica en la planta de reciclaje de PET de Socya, en el municipio de La Estrella, al sur de Medellín.

Impactos de la alianza

Se trata de un claro gana-gana que fortalecerá esta cadena de reciclaje de PET en Colombia que emplea a 800 personas.

La meta a diciembre próximo es aumentar a 1.000 toneladas el volumen que la red de Socya en Medellín, Bogotá, Barranquilla y Cali entregará solo a la empresa subsidiaria del grupo peruano Intercorp, que mediante SMI es líder en fabricación de envases rígidos plásticos en la región Andina, Centroamérica y el Caribe.

Por su parte, la fundación empresarial de origen antioqueño elimina un riesgo de estar compitiendo en precios con la industria del reciclaje para atender aliados como Enka, Andercol y el mismo Apropet, entre otros.

Al depender de fluctuaciones del dólar, los precios del petróleo y otras variables, a mayo pasado generó pérdidas a Socya de 300 millones de pesos, y el año pasado superaron los 900 millones.

“Ahora nos podremos concentrar en prestar un servicio solo a Apropet en la condición técnica que requiere, y, al mismo tiempo, ampliar la base recicladora en los territorios, manteniendo y creciendo la red de proveedores formalizados, bancarizados y buscando que generen más capacidades a futuro”, explicó Pérez.

Entre tanto, Apropet fortalecerá con esta alianza el abastecimiento que requiere con su capacidad de producir 800 toneladas de resina reciclada al mes, mientras San Miguel hoy procesa 3.500 toneladas de PET, como fabricante de las botellas de Pony Malta (Bavaria), Vive100 (Quala), Big Cola (AJE Colombia) y Gaseosas Pool, entre otros.

“Hasta ahora el mayor reto de Apropet ha sido conseguir toda la materia prima que requiere San Miguel, pues hay envases PET que pueden estar hechos a un 50 % de resina reciclada, dependiendo del embotellador”, agregó Parra.

Colombia debe reciclar más

Luego de un año de búsqueda de un destinatario del PET reciclado, coherente con los principios de la fundación, y seis meses de negociaciones, Socya encontró en Apropet un aliado interesado en apoyar la búsqueda de nuevas fuentes de reciclaje en otros departamentos del país donde la base recicladora no llega al 2 % de los residuos que se disponen.

En ese sentido, el gerente de Apropet considera grave que en el país siete de cada diez botellas de PET que salen al mercado terminen en un relleno sanitario.

“La regulación ambiental en Colombia está muy cruda y urgen cambios para estimular la separación en la fuente. Si todos los hogares lo hiciera, la labor del reciclador sería más eficiente y no tendríamos tasas tan bajas de aprovechamiento”, concluyó Parra.

Finalmente, los cambios normativos deben extenderse a los embotelladores para impulsar el ecodiseño y que los envases y etiquetas sean más amigables con el ambiente y faciliten el reciclaje.

Fuente: El Colombiano