La industria plástica prevé para este año un crecimiento del 3 al 4 por ciento, por encima del conjunto del sector manufacturero. Daniel Mitchell Restrepo, presidente de Acoplásticos, dice que la expectativa se centra, entre otros puntos, en iniciativas de productividad, innovación y medioambiente.

¿Qué metas se ha fijado el gremio?

A mediano y largo plazos, los retos están en lo ambiental, y esto ligado a lo tecnológico y la innovación. De acuerdo con la legislación ambiental, las empresas deben liderar estas iniciativas, con apoyo de los gobiernos locales y las entidades del orden nacional.

¿Cómo se ha comportado este año la producción del sector plástico y de la cadena en general?

Las cifras del Dane muestran que en los cinco primeros meses, la producción del sector plástico (variación año corrido) cayó menos que la industria en su conjunto, 0,9 por ciento. El sector de caucho, por el contrario, creció 10,2 por ciento. Y el de sustancias químicas básicas, que tiene el plástico en su forma primaria, subió en producción el 5,5 por ciento.

¿Qué factores los han impactado?

Cada empresa siente el entorno económico dependiendo de a qué sector le vende. Sin embargo, los impuestos y el aumento del IVA han afectado el consumo de las familias.

¿Qué expectativa tienen este semestre?

Hay un optimismo moderado, y el plan es crecer más que la industria manufacturera en su conjunto, un 3 a 4 por ciento. Esperamos que se compense la pérdida del primer semestre, pero el crecimiento no va a ser tan alto.

¿En lo ambiental, qué planes existen?

Se están haciendo esfuerzos para hacer materiales más amigables con el medioambiente, más resistentes y livianos. El objetivo es incentivar la disposición en la fuente de los materiales de residuo para que lleguen al reciclaje. Por ello se deben incrementar las campañas privadas y públicas para reciclar, racionalizar y reutilizar. Solo si se usan adecuadamente esas tres variables en los distintos puntos de la cadena, el impacto ambiental se reduce.

Fuente: El Tiempo