Después del fenómeno del Niño que azotó al país en el año 2010, la temporada invernal que afronta hoy el territorio es una de las más fuertes que se han vivido. Como consecuencia de ello, se han presentado inundaciones, caos vial, deslizamientos, desbordamientos y múltiples pérdidas humanas y económicas. Para enfrentar los retos que trae consigo este fenómeno natural, es necesario contar con planes de contingencia y emergencia efectivos, sin embargo, ante las dificultades hay que aprender a identificar las nuevas oportunidades para aprovechar los beneficios que se pueden obtener de este inusual y excesivo aumento de las precipitaciones.

En este sentido, la multinacional PAVCO ha decidido participar en varios proyectos de carácter público y privado; sobresale el ejecutado en el nuevo Centro Comercial Parque La Colina, edificado bajo el fundamento de la reutilización de agua y la responsabilidad ambiental. Durante su construcción, la multinacional de la marca Mexichem S.A.S participó en el diseño y construcción de dos tanques de reúso de aguas lluvia con capacidad de almacenamiento de 400 metros cúbicos. Este proyecto fue considerado por el diario La República como uno de los cinco casos empresariales destacados para reciclar el agua lluvia.

Recientemente, PAVCO culminó también la instalación del sistema de almacenamiento de aguas lluvia del barrio Cañiza en la localidad de Suba en Bogotá, el cual permite la  amortiguación de los caudales de estas aguas captados por el sistema de alcantarillado del barrio y la entrega controlada de los mismos al Humedal Juan Amarillo, evitando daños e inundaciones a la comunidad del sector.  

Por su parte, el barrio Libertador de la localidad de Bosa en Bogotá será beneficiado con un sistema de almacenamiento e infiltración de aguas lluvia que se está construyendo junto con la ampliación de la vía en el barrio, este sistema hará posible la amortiguación de las aguas lluvia recolectadas en los sumideros del nuevo tramo vial proyectado sobre la Calle 59B Bis Sur desde la Cra 80 hasta la Cra 82B y en las zonas verdes de los separadores viales. 

Estas obras públicas y privadas contribuyen a alivianar los estragos que deja esta temporada de precipitaciones abundantes, permitiendo viabilizar los caudales acuíferos hacia nuevos fines, protegiendo a la comunidad de daños asociados a este fenómeno y finalmente, generando alternativas para aprovechar de manera más eficiente y amigable los recursos naturales. 

 

Fuentes: La República, Pavco y Pavco

COLOMBIAPLAST  2022